Mediante la convocatoria de subvenciones destinadas a entidades privadas sin ánimo de lucro en el ámbito de Bienestar Social 2018, ha sido posible adquirir un equipo de electrolisis que reportará beneficios en el tratamiento de un centenar de personas con Autismo.

Estos beneficios se orientan principalmente a la aplicación de una técnica indolora, efectiva y rápida en sus resultados de personas con Autismo para el tratamiento y recuperación de patologías y/o procesos de origen musculo-esquelético y tendinopático.

Esta aplicación de la electrólisis tiene una alta tasa de éxito para recuperar la funcionalidad sin dolor en patologías de nuestros usuarios.