El pasado 30 de noviembre, la Asociación participó en el rastrillo benéfico que organiza TEMPE, y posteriormente el día 2 de diciembre, en la venta en productos en el CLUB, con una gran acogida por parte de los empleados y de la propia empresa.

Los productos que se vendieron, fueron elaborados artesanalmente por las personas con Autismo que acuden al centro de Día, apoyados por los monitores. Además también participaron en la elaboración otros miembros de la Asociación.

El rastrillo no solo ha supuesto aportar un granito de arena con lo recaudado para mejorar los servicios terapeúticos y rehabilitadores que ofrece la Asociación, sino que ha contribuido también a otro aspecto de suma importancia: 

Visibilizar el Autismo y sus capacidades, y poder mostrar que pueden hacer cosas muy bonitas si se les ofrece los apoyos que precisan.

Agradecemos a TEMPE y a sus empleados el habernos dado la oportunidad de hacernos visibles y participar en la compra de nuestros productos.