Desde hace unos años la comunidad de autismo consigue iluminar de azul más de 200 edificios y monumentos para marcar el Día Mundial de Concienciación del Autismo.

Edificios y monumentos históricos como Empire State Building, las cataratas del Niágara, 30 Rockefeller Center, la estatua del Cristo Redentor en Brasil, la ópera de Sidney en Australia, y muchos más edificios emblemáticos se iluminaron de azul para el autismo.

En España se iluminaron entre otros edificios emblemáticos la Torre Agbar de Barcelona, el Palau de la Música y el dinosaurio del Palau de las Artes y las Ciencias en Valencia, el Ayuntamiento de Badajoz…

Qué significa ser azules: El color azul, a través de estas iniciativas, se ha transformado en un símbolo del autismo. Representa de alguna manera lo que viven a diario las familias y las personas con este trastorno. Hay veces que el azul es brillante como el mar en un día de verano, y otras veces, ese azul oscurece y se disipa como un mar de tempestad. Un poco es lo que le sucede a las personas y familias que se encuentran recorriendo este camino con tantos desafíos.

Este año volvemos a contar con la colaboración del Excelentísimo Ayuntamiento de Alicante que el año pasado iluminó las fuentes de la Plaza del Mar y los Luceros, este año se iluminó además  de la fuente de los Luceros, la fuente del Ayuntamiento.

ayto

luceros

Este año también se suman a la iniciativa la Diputación de Alicante que iluminó su fachada y el Corte Ingles que colaborará con la difusión del Día Mundial del Autismo con la colación de paneles informativos en los accesos de todos sus Centros de la Ciudad de Alicante.

cortecorte2