El objetivo conseguido ha sido dotar a las personas con Autismo de las herramientas necesarias para favorecer los aprendizajes laborales mediante el oficio de la marroquinería, consiguiendo que un grupo de chicos que tienen ciertas habilidades y que pueden aprender de forma más precisa, consigan reforzar sus aprendizajes.

Fomentar este tipo de iniciativas, mejora en gran medida su calidad de vida y las posibilidades de facilitar su incorporación en el mercado laboral de empleo con apoyo.