Gracias a la colaboración de la Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública 2018, un año más hemos podido continuar con el trabajo de años anteriores  fomentando la mejora de la calidad de vida de las personas con Autismo, llevando a cabo actuaciones dirigidas a los usuarios afectados y a sus familias mediante diversas acciones, donde nuestro principal objetivo es fomentar la ayuda mutua y autoayuda,  sirviendo de nexo de apoyo a las familias que tienen un hijo con autismo y requieren de apoyos profesionales para sobrellevar situaciones que en ocasiones son difíciles.

Por un lado, realizando el seguimiento en la mejora en la corrección de malformaciones congénitas (pies planos, cavos o vagos), prescripción y seguimiento de ortopedias, tratamiento de dificultades de circulación sanguínea y de úlceras, infecciones y otras enfermedades relacionadas con la piel de los pies.

Además, velamos por el mantenimiento de una alimentación equilibrada, y que practiquen una actividad física de manera habitual para mantener un peso adecuado a lo largo de la vida. Si desde nuestro centro ofrecemos unas pautas correctas e alimentación y promovemos el ejercicio físico, desde los hogares familiares de estos chicos también se podrán seguir estas pautas de forma correcta y coordinada mediante reuniones entre padres, cuidadores y profesionales del área donde se presta ayuda y asesoramiento sobre cuestiones relativas a esta área.