Una Cremà exprés. El monumento del Centro Infanta Leonor se consumió en pocos minutos, una de las cremàs más rápidas que se recuerdan. Como marca la tradición la Vesprada del Foc comenzó pocos minutos después de las diecisiete horas.

La Directora General prendió la hoguera. El fuego envolvió rápidamente el monumento que en pocos minutos estaba prácticamente convertido en cenizas.

El cuerpo de la hoguera ardió enseguida, dando paso a una prolongada Banyà.

Tras arder el monumento, la Vesprada del Foc siguió su curso, con una merienda para todos los familiares y amigos que se acercaron esta tarde.